top of page

Cuando piensas que creer es intimidad.





Por tanto tiempo se nos ha mentido de tantas maneras, haciéndonos creer que con solo creer que Dios existe es suficiente para llamarnos seguidores de Cristo (posiblemente no lo lo hacen con malas intenciones, pero el efecto es el mismo). Que solo con poseer una Biblia somos seguidores de Cristo. Incluso, se nos ha hecho creer que, con solo llegar al templo es suficiente. Para el poder de Dios, cualquier cosa sería suficiente, pero para nosotros como seres humano en búsqueda de Dios, no lo es. Necesitamos acercamiento, intimidad, tiempo y dedicación. Todo con Dios. No es suficiente solo decir que crees en Dios, sino creerle a ÉL. Creer que Él es la vida, la esperanza, la salida, la salvación y tu Señor y salvador. Confesar esto y llevarlo a la práctica en la vida diaria, de manera que sin decirlo otros lo noten y se den cuenta. Practicar lo que lees con las intenciones adecuadas te hará seguidora de Cristo. Cuando crees que solo creer es intimidad, estas a medio camino de la verdad. Creer es necesario, pero pasar tiempo con Él para conocerle, eso sí es intimidad. No solo orar para ser escuchadas, sino también para hacer lo correcto, para lograr tener un corazón dispuesto a escuchar y hacer lo que Dios te hable. Creer es el comienzo de la intimidad, pero no la intimidad en sí misma.

Cuando tenemos a una persona de quien solo conocemos su nombre y quién es físicamente y deseamos hacerla nuestra amiga decidimos hacer dos cosas: conocer más sobre esa persona y pasar más tiempo con ella. Para que se de una relación, y dependiendo de la profundidad y de la transparencia entonces ocurrirá una amistad íntima. Un proceso en el que decides conocer a esa persona para mostrarte tal cual eres, sin miedos a ser real, así como eres. Dar a conocer tus debilidades y defectos tanto como tus fortalezas. Se necesita de valor, esfuerzo y dedicación. Se necesita de tiempo con intención y calidad. En mi episodio amistad íntima te hablo más sobre esto.

Pero, quiero preguntarte hoy: Este ejemplo que te acabo de dar, ¿está ocurriendo con Jesús y Dios Padre en tu vida? ¿Estás tomando el tiempo de hablar con Dios? Estás leyendo su palabra con intención como para conocerle y desear saber más de ÉL. Y llegar a ser así, tal cual eres delante de Dios, sin miedos. Confiando en que el Dios de amor te abraza, te escucha y te sostiene. Si está ocurriendo te invito a celebrar conmigo el 3 de junio presencialmente y si no está sucediendo, de igual manera, te invito para que aprendas a incluir a Dios en todas las facetas de tu vida. Te puedo asegurar que no saldrás como entraste, porque creo en un Padre transformador cuando hay una persona dispuesta a la transformación en Él.


Primer evento presencial de mujeres en Puerto Rico. Si estarás allá, no te lo puedes perder.

Los espacios son limitados y quedan ya pocos.

La venta de boletos finaliza el 29 de mayo.





48 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page