¿Y si quiero regalar a mi hijo? (Pensamientos durante el embarazo - depresión prenatal)


Soy Neidynathalie, y como tú padecí de depresión posparto. Pero en mi caso, como muchas otras, la depresión comenzó durante mi embarazo. Siempre sentí que no estaba lista para ser madre. Mi bebé no era un bebé no deseado, es que yo iba en busca de otras cosas en mi vida y embarazarme en ese momento no era lo más adecuado. Pero sucedió. Varias personas, pensaron al igual que no era el momento, y no se hicieron esperar sus reclamos, lo que provocó que la tristeza se convirtiera en depresión leve. ⁣ ⁣ ¿𝐐𝐮é 𝐜𝐨𝐬𝐚𝐬 𝐩𝐚𝐬𝐚𝐫𝐨𝐧 𝐩𝐨𝐫 𝐦𝐢 𝐦𝐞𝐧𝐭𝐞?⁣ Que debía abortarlo, que debía darlo en adopción al momento de nacer, que debía abandonar mi familia luego de dar a luz. Y muchas otras cosas más. Pero no les cuento esto para que abran sus ojos y digan: “No puedo creer lo que Neidynathalie está diciendo” o “¿Cómo es posible que una mujer cristiana haya pensado algo así?” No escribo esto para que me tomen pena o lástima. Lo escribo porque como a mi vida llegó la depresión y estos pensamientos, a muchas les está sucediendo en estos momentos. Y he decidido ser su voz, hasta que ellas puedas hablar. ⁣ ⁣ Estos pensamientos claramente no salían de mi corazón, sino de lo que la depresión me hacía ver. Cuando estamos deprimidas no vemos las cosas como son. Comenzamos a desviar nuestros pensamientos y mirada hacia lo negativo. No encontramos la felicidad con facilidad. La ansiedad no se hace esperar y es aquí cuando la preocupación llega. Junto con la preocupación las preguntas existenciales. ¿𝘘𝘶𝘪é𝘯 𝘴𝘰𝘺 𝘺𝘰 𝘱𝘢𝘳𝘢 𝘴𝘦𝘳 𝘮𝘢𝘥𝘳𝘦? ¿𝘗𝘰𝘳 𝘲𝘶é 𝘋𝘪𝘰𝘴 𝘭𝘰 𝘱𝘦𝘳𝘮𝘪𝘵𝘪ó? ¿𝘗𝘰𝘳 𝘲𝘶é 𝘯𝘰 𝘮𝘦 𝘱𝘳𝘰𝘵𝘦𝘨í 𝘮𝘦𝘫𝘰𝘳? ¿𝘗𝘰𝘳 𝘲𝘶é 𝘯𝘰 𝘦𝘴𝘱𝘦𝘳é 𝘮á𝘴 𝘵𝘪𝘦𝘮𝘱𝘰? ¿𝘚𝘰𝘺 𝘶𝘯𝘢 𝘮𝘢𝘭𝘢 𝘱𝘦𝘳𝘴𝘰𝘯𝘢 𝘱𝘰𝘳 𝘴𝘦𝘯𝘵𝘪𝘳𝘮𝘦 𝘢𝘴í? 𝘕𝘰 𝘮𝘦𝘳𝘦𝘻𝘤𝘰 𝘴𝘦𝘳 𝘮𝘢𝘥𝘳𝘦, 𝘯𝘰 𝘮𝘦𝘳𝘦𝘻𝘤𝘰 𝘷𝘪𝘷𝘪𝘳. 𝘌𝘴𝘵𝘦 𝘣𝘦𝘣é 𝘵𝘦𝘯𝘥𝘳á 𝘢 𝘭𝘢 𝘱𝘦𝘰𝘳 𝘮𝘢𝘥𝘳𝘦. 𝘕𝘰 𝘵𝘦𝘯𝘨𝘰 𝘭𝘰 𝘲𝘶𝘦 𝘯𝘦𝘤𝘦𝘴𝘪𝘵𝘰. 𝘕𝘰 𝘷𝘰𝘺 𝘢 𝘴𝘦𝘳 𝘤𝘢𝘱𝘢𝘻. Unos días estaba feliz de que sería madre, mientras otros, lloraba por la misma razón. Y es que la sociedad se engaña a sí misma. Se piensa y se cree que cuando nos embarazamos, llega consigo todo lo que necesitamos. Y para ser madres necesitamos más que eso. Necesitamos educarnos, prepararnos y aprender. Aprender que la maternidad es un continuo aprendizaje, que a la maternidad llegas en como una página en blanco, que se van llenando a diario. Que la maternidad es influenciada por nuestras experiencias con nuestra propia madre y nuestra crianza. Pero nadie nos lo dice. Pero sí se encargan de decirnos todas las razones por las que somos incompetentes o por las que no tendremos futuro. ⁣ ⁣


Hoy quiero que leas 𝘭𝘢𝘴 𝘤𝘪𝘯𝘤𝘰 𝘷𝘦𝘳𝘥𝘢𝘥𝘦𝘴 𝘥𝘦 𝘕𝘦𝘪𝘥𝘺𝘯𝘢𝘵𝘩𝘢𝘭𝘪𝘦:⁣

1- Lo que estás pensando lo haces desde tu estado de ánimo deprimido. Busca una persona de tu confianza que te ayude a pensar con claridad, que te ayude a confiar más en ti misma. ⁣ 2- Vas a lograrlo poco a poco, con ayuda. La maternidad debe darse en un ambiente de apoyo. Si no tienes familiares, ve creando una red de apoyo. Comienza a asistir a grupos de apoyo donde puedas conocer personas que estén pasando por tu