¿Será tu acompañante el adecuado? 3 cualidades que todo acompañante posparto debe tener

Actualizado: 30 sept 2020


Hoy quiero hablarte de tu acompañante, sobre todo durante el posparto. Un acompañante es aquella persona que está contigo para ayudarte, no solo te acompaña físicamente, sino que también te ayuda emocionalmente y te apoya con consciencia de la posición que ocupa (cuando escoges bien). Hablo muchísimo de esto, tal vez demasiado. Pero es que es como dice el dicho: “Mejor solo que mal acompañada”.


Es triste que en ocasiones la mujer en su posparto deba no solo enfrentarse a una nueva etapa, sino que también tenga que lidiar con las personas a su alrededor. Personas que sabemos que nos aman, pero que llegan a ser tóxicas en nombre del amor. Como, por ejemplo: que deseen imponer su propia crianza cuando ya has tomado tus decisiones, que critiquen tu manera de ver la maternidad o tu manera de pensar sobre la crianza de un ser humano.


Por eso hoy quiero poder compartir contigo 3 cualidades que deben tener esta persona que te acompañará en esta etapa tan importante:


1. Dispuesta a aprender contigo.

  • Este tipo de persona te acompaña desde la consciencia. Consciente del porqué de la necesidad de educarse contigo. Esto ayuda, no a que la persona piense como tú, pero sí a que te apoye y que defienda tus derechos desde la información y con seguridad. Asegúrate de que el proceso de aprendizaje no sea solo para ti, sino también para tus acompañantes o familiares. Porque, ¿de qué vale saber tanto, cuando quienes están contigo no quieren aprender junto a ti o aplicar el conocimiento del que les hablas.

2. Dispuesta a escucharte sin prejuicios, pero sí con ganas de acompañarte.

  • He escuchado muchas historias de madres que durante su posparto tuvieron familiares, quienes les acompañaban que, pasaban el día criticando los pañales de tela, el proceso de amamantamiento o el de cargar a bebé mucho (cuando se ha demostrado que es de beneficio emocional y aún físico, para el bebé). Entonces, mamá se ve sometida a una lucha interna pensando si sus decisiones son las mejores o lo que es peor, teniendo que estar continuamente defendiendo su manera de criar. No deseamos esto para el posparto. Por eso es tan importante que la primera cualidad de esta lista esté presente. Para que pueda escucharte cuando la lactancia se vuelva un poco cuesta arriba por el cansancio o cuando te duela la espalda por cargar a bebé. Que te escuche sin prejuicios. Que te escuche mientras te acompaña con un abrazo o tan sólo escuchándote sin criticar las decisiones o pedirte que abandones prácticas que son beneficiosas para ti y para bebé.


3. Que respete tus decisiones y busque soluciones p