¿Hacia dónde va tu matrimonio?





¿Hacia donde va nuestro matrimonio?

Es una pregunta que todo matrimonio debería hacerse, por el hecho de que mientras van pasando los años, la motivación, vitalidad, fuerzas y Juventud disminuyen con la llegada de las responsabilidades, niños y quehaceres. Muchas veces se pierde de vista que el porqué de su relación, el porqué te casaste y escogiste a esa persona.


La llegada de los hijos marca un gran cambio. Se tiende a pensar que cuando llegan ellos la visión hacia futuro y la actualidad debe girar en torno a los pequeños seres humanos que van forjando. Y en el camino olvidan trabajar en sí mismos y en su relación. Y sin relación satisfactoria, no hay cómo ser buenos padres en conjunto (casados y conviviendo) si no se comprenden, respetan y aman.

Me encantaría que te preguntaras hoy: ¿Hacia donde va mi matrimonio? No para tomar decisiones drásticas (como el todo o nada), sino para que llegues a una reflexión e identifiques si te has olvidado de amar conscientemente, de prestar atención a los pequeños detalles y para meditar. Meditar en si sus metas (aunque sean distintas) los llevan juntos hacia un mismo bienestar.


Las metas son interesantemente importantes. Pues hacen aflorar de nosotras lo mejor. Nos enfocamos en lo bueno que hacemos y buscamos ayuda cuando no sabemos hacer algo y eso nos hace crecer como personas. Y no les hablo de metas profesionales, sino de las personales, familiares y conyugales. Como hacer un jardín nuevo en la parte trasera de la casa en el que toda la familia colabore, como ahorrar dinero para las próximas vacaciones e invertir tiempo en la planificación de estas. Hay tantas metas que como familia pudiesen identificar o como matrimonio que, les lleve a la unión, a la amistad, al disfrute de la relación. De hecho, una meta, te ayuda identificar los puntos fuertes o débiles de tu pareja, incluso los tuyos. Eso es un “WOW”.


Hace unos días hablaba con una amiga sobre esto en específico. ¿Qué tiene tu cónyuge que te ayuda a ser mejor persona o a lograr tu proyecto? Y en 20 minutos pudo señalar varias cualidades que había olvidado sobre su cónyuge. Y me e