El autoconocimiento y las caricias en la intimidad - Comunicación sexual



Necesitas leerme hoy. Porque de esto depende tu satisfacción sexual por mucho. Es necesario que lo que te contaré hoy lo pongas en práctica, pero ya. Porque, quieres estar satisfecha en la habitación y decir al final lo que todas decirnos luego de haber comido nuestro pastel preferido con un suspiro: ¡AH! ¡Estuvo riquísimo! O ¿a poco no? Yo creo que sí.


Pues comenzaré diciendo que conocernos es demasiado importante. A tal punto que de esto depende nuestro placer sexual. Muchas mujeres piensan que al hombre le toca conocernos, que a ellos les toca saber (como si fueran adivinos). Y caemos en el error de las indirectas y caemos en la trampa de la suposición: “¿es ciego o no se da cuenta?”. Digamos que sí lo es. Nos corresponde a nosotras conocernos para luego entregarle a ellos la clave secreta que te hará decir “!AH!” sí con letras mayúsculas.


Porque quien más que tú para conocer tu cuerpo e ilustrar al otro sobre donde tocar y cómo. Quien más que tú para explicar cómo funcionas y lo que te agrada. Tu pareja hará lo que ha aprendido (posiblemente por ahí en esos secretos a voces), pero tú puedes mostrarle el camino exacto a cómo seducirte y complacerte.

Así que te invito a hacer dos cosas:


1- Toma un espejo de mano y recuéstate sobre tu cama junto con tu cónyuge. Para que puedas hacer dos cosas, conocerte a ti misma y darle una clase de anatomía femenina que terminará seguramente en otra materia. Porque nos es NECESARIO conocernos, para comprendernos y permitirle a nuestro cónyuge disfrutar de nuestro cuerpo, conocerlo y que nosotras disfrutemos del momento. Tómalo como un tiempo sagrado, de aprendizaje, conexión y comunicación asertiva.

2- Lo otro es que separes un tiempo con tu cónyuge para que te acaricie. Puede ser con una pluma, con sus manos, durante un masaje con aceites o cremas gustables. Lo importante es que te vendes los ojos y le vayas diciendo en qué lugares te agradan más las caricias. Este, digamos, ejercicio creativo en particular es posible que al principio le cueste trabajo a tu pareja completarlo, puesto que los hombres generalmente tienen la tendencia a pensar solo en recibir. Pero no te rindas de la primera, es parte de la comunicación sexual y la apertura a dialogar sobre ello.

Pasar tiempo juntos no debe ser una obligación ni molestia, debe ser un gusto y parte de la agenda. Nosotras podríamos hacer de este tiempo uno creativo y con propósito. Estos ejercicios nos ayudan a aumentar la comunicación, a hacer de cada experiencia una significativa, memorable y a estrechar los lazos íntimos y emocionales.


Si deseamos y tener una experiencia sexual memorable con nuestros cónyuges debemos aumentar la comunicación y el autoconocimiento. Porque hay dos cosas que pueden afectar tu vida sexual e incluso la diaria: No conocerte y no amarte.



¿Qué tal si abres tu agenda y separas algunos días para ti y para tu pareja?

SI te ha gustado esta entrada al blog compártela con tus amigas y déjame tu like.


Abrazos, Neidynathalie


Te invito a ver este corto video donde te sugiero tres prácticas en la intimidad que, generalmente, la mujer tiende a cohibirse. Espero que sea de mucha ayuda para que puedas obtener ese placer con tu cónyuge que tanto deseas.



#comunicaciónsexual #piensaenambo #elamoresrecíproco #Necesitasdialogar #lacamaessolodedos #lodemásestádemás #conocerseeslaclave #autoconocimiento #amorpropio #educaciónsexual #relacionesdepareja #comunicaciónasertiva #séprudente #aDiosleinteresatuintimidad #lasexualidadtambiénesdeDios #soyunamujercomotú #mujerescomotúPR

69 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo