¿Cómo espero al matrimonio? (Intimidad sexual)




Necesito comenzar diciendo que este blog no es para todo tipo de personas. Sino para aquellas que le sirven a Dios y desean honrarle y respetar sus mandamientos. Si eres parte de esta hermosa comunidad que me lee y no estás de acuerdo con esperar, toleramos y respetamos tu opinión, y así mismo te pido que abraces el respeto por las personas que deciden esperar y educarse para ello. Esperar no es de tontos (al contrario), tampoco es de anticuados (la palabra de Dios no tiene fecha de caducidad, Dios tampoco). Habiendo dicho esto sigamos de lleno.



Vamos, digamos la verdad, en esta sociedad actual el sexo en cualquiera de sus esferas es lo que últimamente vende. Lo que es triste y morboso. Desde los más pequeños se ven influenciados a ir tras la sexualidad tan rápido como puedan. Comenzando con bailes sensuales, preguntando cuántas novias tienen, si ya les gusta alguien en el cole y hasta cuestionar sus conductas "rudas" o muy "débiles". Entonces al llegar a la pubertad, ya teniendo todo tipo de pensamientos inyectados por la televisión y la sociedad, estos explotan y se exteriorizan en conductas empujadas por los cambios hormonales. ¿Que este proceso pudiera ser diferente en la adolescencia? ¡Claro que sí! Pero no lo es debido a lo mismo: Los medios, las redes y la sociedad. Inclusive, el comercio con su ropa y artículos empuja a los adolescentes a tener sus primeros encuentros sexuales sin madurez, sin preparación y mucho menos responsabilidad. Lo peor es que se lo venden como: "eso es conocerte y saber lo que vas a querer en el futuro". Ya los 25 han tenido más de 5 parejas sexuales, lo que les lleva a pensar que las personas son remplazables, que las relaciones son desechables y que lo que te cause dificultad y poca diversión hay que descartarlo enseguida. Y así se va creando el futuro matrimonio atropellado y vacío. Carente de intimidad emocional y espiritual... llegando más tarde el divorcio por infidelidad, cansancio mental hasta falta de propósito. Luego son los que se dan en el pecho diciendo que el matrimonio no es lo ideal, que es de fracasados sumisos y que de nada sirven un par de firmas en un papelucho que no te llena el corazón. Pero, a ese corazón lo estuvieron vaciando los primeros, al menos, 20 años de sus vidas. Es por eso que traigo este tema tan importante. Y te pido que se lo compartas con tus amigas y chicas que conozcan y necesiten leer.

¿Cómo esperar?


Ahora bien, qué mucho se predica la abstinencia. Qué mucho se habla sobre esperar entre las comunidades religiosas, pero muy poco se les habla sobre cómo esperar. ¿Cómo rayos esperamos cuando hay unas redes sociales, mercadeo, prensa, radio, televisión y amistades bombardeándome todo el día con contenido sexual? Pues quiero contestarte esta pregunta y luego abundar un poco en los beneficios.


Por ahora te las enumero para que veas y sepas que hay muchas alternativas y planificación al respecto. Algunas de estas alternativas están presentes en la biblia, específicamente en el libro de Los Proverbios de Salomón y otros datan de la experiencia.

  1. Elegir bien a los amigos a nuestro al rededor. Puede ser una amiga o amigo de la infancia y si bombardea y estimula tu sexualidad no debes tenerle cerca.

  2. No asistas a lugares que puedan inducirte al deseo sexual o a accionar el deseo. <